¿Volveremos a ganar, alguna vez?

San Lorenzo igualó ante Arsenal 3-3 y suma diez partidos sin conseguir la victoria en el Nuevo Gasómetro.

La tarde de hoy era para ganar, para romper la mala racha de resultados como local. A pesar de haber empezado perdiendo y siendo un desastre en el primer tiempo, el equipo reaccionó e hizo lo que tenía que hacer, al igual que contra Newell’s en diciembre del año pasado, cuando el Ciclón logró su última victoria como local (3-2). San Lorenzo no gana hace diez partidos como local (derrotas ante Defensa y Justicia, River y Patronato. Empates ante Huracán, Atlético Tucumán, Platense, Racing y ahora, Arsenal). Esto demuestra lo que es el club hoy en día, un desastre que le trae más preocupaciones al hincha que satisfacciones.

Este equipo demuestra que intenta plasmar las ideas del técnico, pero no resuelven bien. El CASLA no ataca ni defiende bien. Siempre queda mal parado y sufre las consecuencias. Me duele decirlo, pero este glorioso club es un paciente en terapia intensiva que día a día va llegando a su fín. El hincha de San Lorenzo no tiene una alegría hace mucho tiempo, y eso es responsabilidad de muchos. El club está fundido, no tiene peso en la AFA y nadie parece preocuparse realmente por cambiar la situación. Hoy, muchos van a hablar de los únicos veinte minutos en el cual metimos goles, pero el partido dura noventa. Este equipo no tiene lo que debe tener para iluminar el horizonte del camino, que cada día que pasa, se oscurece más. El capitán del barco debe poner las manos firmes en el timón y hacer un giro de 180 grados, la austeridad nos va a mandar a la B. No se si la solución son las elecciones anticipadas, tampoco se cual es la solución. Pero lo que si se, es que el presente actual, tiene que cambiar si o si antes de que estemos peor que hace diez años y no haya técnico que nos salve.

Ramiro Souto

Otras noticias

DestacadaFútbolFútbol Primera
DestacadaFútbolFútbol Primera