Tocada de culo

San Lorenzo, en ocasión del pase de Braida, fue objeto de una chicana mediática sin precedentes por un club de la Primera Nacional.

Nunca vi nada igual. Pero lo digo sin animosidad, me parece algo inédito. San Lorenzo es un boxeador contra las cuerdas que no puede devolver los golpes. Nadie salió a contestar el tuit de Instituto de Córdoba. Te marcó la cancha un club menor en el escenario más efervescente que podía y, cuidado, el contenido está por demás fundamentado en los desastres que ha dejado ver San Lorenzo en su falta de capacidad de pago, ejemplos sobran. Pero la manera del club cordobés es una canallada total, una falta total de cortesía.

La información que manejamos en SLDA al cierre de esta nota (15:30 del viernes), es que San Lorenzo ya efectuó la transferencia de 17 millones de pesos, correspondientes a la primera cuota del plan pactado con los dirigentes de Instituto.

Me parece, sin dudas, el mejor camino: pagar al jugador y no volver a hacer ninguna negociación con “La Gloria”. Empero, por lo menos a mí, me hubiera gustado ver alguna devolución o comunicado oficial de parte del club.

Otras noticias

DestacadaFútbolFútbol Primera
DestacadaFútbolFútbol Primera