Se acabó el invicto

San Lorenzo cayó 101-65 ante Instituto de Córdoba en el Ángel Sandrin y se vuelve a Boedo con un record de dos victorias y una derrota.

El conjunto comandado por Álvaro Castiñeira llegó a Córdoba tras haber ganado los dos primeros juegos de la temporada. Instituto, que armó un equipo listo para pelear por el campeonato, no tuvo piedad con lis pibes del Ciclón que tuvieron una noche complicada.

Lejos de achicarse ante el local, San Lorenzo saltó al parqué a pelear el triunfo con transiciones rápidas y tratando de encontrar buena posición de tiro para desprenderse en el marcador. A pesar de eso la férrea defensa de La Gloria hizo que el pentacampeón tenga 4 pérdidas y un 37% de efectividad en triples (3/8). En el segundo cuarto, los locales continuaron apretando al Ciclón y rápidamente consiguió meter un parcial de 8-0 (32-20) en los primeros dos minutos del cuarto. San Lorenzo intentó recuperarse y volver a meterse en juego, pero la falta de puntería le terminó jugando en contra (11/29 tiros de campo. A su vez, el conjunto cordobés impuso su ataque sobre la defensa azulgrana que sufrió cada tiro desde el perímetro como también las penetraciones. Al descanso perdiendo 49-34.

En la segunda mitad, y corriendo desde atrás, los pibes intentaron ganar cada rebote para aprovechar las segundas oportunidades, sin embargo, también se perdió en esa estadística (40 rebotes para Instituto, 27 para el CASLA). Las 10 pelotas perdidas a lo largo del tercer y cuarto cuarto, perjudicaron mucho al equipo de Castiñeira que terminó cayendo por goleada ante un equipo experimentado y armado para llegar lejos en la temporada.

San Lorenzo debe volver a Buenos Aires, entrenar y recuperarse para recibir a su público y a Argentino de Junín el próximo jueves a las 20 horas en el Polideportivo Roberto Pando.

Otras noticias

DestacadaFútbolFútbol Inferiores
DestacadaFútbol
Invasión V

Dejá un comentario