San Lorenzo vs socios

El mal momento institucional y deportivo que se vive en Boedo se puede sentir entre los socios del club y los empleados.

Ramiro Souto

Nadie está feliz, los ánimos están por el piso y los momentos alegres quedaron en el baúl de los recuerdos. Tal es así, que hasta los empleados de San Lorenzo muestran su estado anímico enfrentándose a los hinchas.

Hace algunos meses, en el Polideportivo Roberto Pando, el pentacampeón de la Liga nacional se enfrentó como local ante Unión de Santa Fe en el cuarto juego del Súper 20. Durante el segundo cuarto, un abonado gritó: “¡Cambio!” tras varios errores de un mismo jugador. A su vez, un allegado al plantel lo miró y de mala forma le preguntó: “¿Qué pedís cambio?” y se lo quedó mirando durante un rato con cara de pocos amigos.

El siguiente ejemplo transcurrió en la previa de la derrota ante Gimnasia de La Plata en el Pedro Bidegain. Todos sabemos que el ingreso al estacionamiento es un caos, mucha gente quiere entrar sin tener su lugar y algunos se saltean la larga fila. En ese momento, quien escribe estas líneas estuvo esperando su ingreso durante quince minutos mientras avanzaban de forma lenta los autos que estaban delante. El problema comenzó cuando estaba llegando a la puerta, una Toyota Hilux salteó la hilera y de forma amenazante, por el tamaño de la camioneta, quiso meterse por delante de forma intimidatoria. A pesar de ver que estaba colándose, el muchacho que debía controlar el ingreso le pidió que avance. Al ver esa situación, estar llegando sobre la hora al estadio y los nervios del encuentro, le pregunté: “¿No te parece que debería hacer la fila en vez de saltearla?” su respuesta fue sorpresiva: “Es abonado. ¿Vos lo sos? Si te la nafta bajate”. Quiero resaltar que si, tengo mi lugar en el estacionamiento hace 7 años. En ese mismo partido, la gente explotó con Monarriz tras realizar un cambio. La gente en el estadio desconocía que Fernández Mercau fue quien había pedido salir. Tras varios insultos, el técnico interino llamó a la seguridad del plantel que tras algunos minutos buscó a la policía para que filme a la gente.

Hace algunos años se dijo que los dueños del club son los socios. Pero el destrato que reciben a diario, a pesar de haber pagado la cuota durante un año y medio (y no recibir ningún mimo) es aberrante. Espero, como periodista e hincha del Club Atlético San Lorenzo de Almagro, que la dirigencia azulgrana tome medidas y empiece a cuidar a los socios.

 

Otras noticias

DestacadaFútbolFútbol Primera
DestacadaFútbolFútbol Primera

Dejá un comentario

You must be logged in to post a comment.