San Lorenzo PENTACAMPEON

El Ciclón venció por 82-77 a Quimsa en la quinta final de la Liga Nacional. Tras estar quince puntos por debajo, el CASLA lo dio vuelta.

Durante el comienzo del partido se vio un San Lorenzo desconcertado, nervioso. A pesar de eso, los fallos en los tiros por parte de Quimsa y el buen trabajo bajo el tablero, fueron fundamentales para impedir que el conjunto Santiagueño tenga segundas opciones. Sin embargo, el mal ataque del Ciclón, complicó a los de Boedo. Las fallas en los lanzamientos (1/13 en triples) y las pérdidas (7) fueron los factores clave por el cual el CASLA se fue al descanso perdiendo 40-30 con el Penka Aguirre como goleador con 13 puntos.

En la segunda mitad Quimsa saltó al parqué con la misma intensidad de la primera mitad y San Lorenzo no podía frenarlo. El coach, Silvio Santander reaccionó rápido y al minuto y medio del juego pidió un tiempo muerto en el cual ajustó la defensa y les inyectó la motivación necesaria a los jugadores que no habían rendido en la parte anterior. A partir de ese momento, San Lorenzo fue un tren y se llevó puesto a Quimsa. De esa forma, logró convertir triples, penetró en la zona pintada y logró anotar 28 puntos en el tercer cuarto, dos menos que en la primera mitad.

Cuando empezó el último cuarto, rápidamente se igualó el partido en 62 (San Lorenzo llegó a estar 15 puntos por debajo en el marcador) y con ese envión anímico, los de Boedo lograron quedarse por quinto año consecutivo con el título de la Liga Nacional.

¡SI SI SEÑORES, YO SOY DE BOEDO…!

 

Otras noticias

DestacadaFútbolFútbol Primera
DestacadaFútbolFútbol Primera

Dejá un comentario