¡Que triunfo, Ciclón!

Segundo partido a cargo de Paolo Montero y al igual que el anterior, no fue bueno. Lo rescatable fue que el equipo mostró actitud y ganas de quedarse con la victoria. Otro punto rescatable fue el juego de Alexis Sabella y Julián Palacios, que hicieron un excelente juego por las bandas, aportando velocidad y desequilibrio. A pesar de no haber tenido muchas oportunidades de gol, me pareció que el Tanque Díaz se mostró con mayor predisposición que Uvita Fernández.

Ramiro Souto

El mediocampo de San Lorenzo sigue teniendo falencias, Ortigoza y Gordillo empiezan a entenderse, pero no logran encontrar el equilibrio necesario entre defensa y ataque. Por otro lado, Pittón y Peruzzi subieron mucho al ataque, eso genero que Palacios y Sabella puedan tener mayor recorrido y lograron generar espacios por las bandas. Justamente el gol llega tras un centro desde la derecha. Lo que me resultó preocupante fue en defensa: Si bien se vio una buena dupla entre Gattoni y Flores, sufrieron durante el primer tiempo la ofensiva del Ferroviario.

Paolo Montero tendrá un problema muy grande en la cabeza: Los hermanos Romero no fueron parte de este equipo, ¿Qué lugar ocuparán cuando les toque participar? ¿Formarán parte del equipo titular? Por otro lado, volvió el Perrito Barrios, que jugó pocos minutos, pero supo desenvolverse dentro del campo, demostrando que puede tener minutos en cancha.

Volvimos al triunfo, jugando mal, pero con actitud y sangre. Ahora viene Boca y poco nos importa si juegan con titulares o suplentes. El martes hay que ganar o ganar, por la historia y para empezar a pelear en los puestos altos de la tabla.

Otras noticias

DestacadaFútbolFútbol Primera
DestacadaFútbolFútbol Primera