https://www.merlo.gob.ar

Pagar carísimo

San Lorenzo, de correcto partido, regaló todo lo bueno con un error individual difícil de digerir que Racing aprovechó con letalidad. Lo rescató una genialidad.

La diferencia de venir con onda verde, Racing, y a contramano por 9 de julio en hora pico, San Lorenzo. Especialmente en el primer tiempo, El Ciclón tuvo todas las facilidades de un mediocampo visitante permeable y una defensa de poca gente, abierta y a destiempo. Pero no aprovechó nunca todas las ofertas de la góndola racinguista. Incluso con Cerutti y Férnandez erráticos, Chila Gómez fue figura. Entre centros ganados por James o Gattoni, la llegada doble de Martegani y un par de tiros más que supo controlar, San Lorenzo mereció irse arriba al descanso.

Pero como cuando venís mal, la tendencia te tira para abajo, en una de las pocas que se equivocó un equipo que jugo concentrado y mordiendo en casi todos los sectores de la cancha, Racing facturó aprovechando el regalo de Elías, al profundizar con dos toques precisos, cobrándole con pena de gol a una defensa que venía saliendo.

Si te equivocás, pagás. Pero si además te hacen regalos y los devolvés, todo es muy difícil. A San Lorenzo lo salvó la maravillosa pegada de Martegani, que hace varios partidos demuestra que está por encima de la media.

Ramiro Souto IG @sanlorenzoquerido

Más de San Lorenzo en https://www.sanlorenzodeamerica.com.ar/empate-y-final-del-campeonato/

Otras noticias

DestacadaFútbolFútbol Primera
DestacadaFútbolFútbol Primera
Better call Berón