Mano mala

San Lorenzo cayó 1-2 en La Quema, por una jugada desgraciada que sentenció el resultado, en el debut de Monarriz – Di Leo.

San Lorenzo pagó un error puntual y quizás sea la única explicación del score final. A favor del local, siempre estuvo más predispuesto a buscar el arco de enfrente. En oposición a esta premisa, El Ciclón tuvo las jugadas más claras a disposición en los pies (y cabeza) de Férnandez, por mucho el mejor del equipo. Fueron tres en el primer tiempo, pero Marcos Diaz jugó un gran partido y esto también dice algo del rendimiento del equipo con un par de prácticas a cargo de “los interinos”.

San Lorenzo estuvo mejor parado en líneas generales, comparándolo con el de Montero, y Gordillo le dio otra intensidad al equilibrio. Pero ojo que con otro árbitro hubiera quedado condicionado como siempre porque la amarilla le pudo llegar mucho antes. Ortigoza alternó buenas y malas en sus lanzamientos, pero es quien maneja al equipo. No aportaron las bandas con los volantes, aunque Sabella tuvo la apertura del marcador y puso mal y flojo el pie; pecado de juventud. Lo peor fue lidiar con Quilez cuando no lo siente.

Adelante Uvita fue el más comprometido y atento al juego de todo el equipo, con un Di Santo que hace lento cualquier avance, gana poco de arriba, se enreda con la pelota y debió ser reemplazado; después la embocó eligiendo bien el destino del cabezazo, pero muy floja producción para tantos minutos. Barrios entró encarador y desequilibrante, contrariamente al mensaje que daba el equipo cuando comenzó el segundo tiempo, en el que se paró muy de fondo.

Y el premio de Huracán, para mí, llega por insistir más. Esa diferencia en la búsqueda se la reconozco a Kudelka, porque inclusive tras el empate San Lorenzo volvió a “regular” o medir esfuerzos.

Atrás, jugar con 4 le soluciona problemas a los centrales por la simple razón de tener que cubrir menos metros. Mención para Herrera en la jugada del gol y su excelente centro en el aire. Más allá del tema penales (pareció más el de Grimi, pero los dos eran cobrables), Echenique llevó el partido de palabra y eso le vino bien a San Lorenzo.

La postura es 4-4-2, falta ir a buscar más el arco rival y quizás Férnandez Mercau ayude en ese sentido en la línea media. A seguir, como lo permita la actualidad. Si el de Montero seguía en formación, este es un recién nacido.

Otras noticias

DestacadaFútbolFútbol Primera
DestacadaFútbolFútbol Primera