DT (déficit total)

San Lorenzo se convirtió en una picadora de carne: técnicos campeones, importados, jóvenes, con experiencia, sin… ¿Ninguno sirve?

Imagen

Lo que pasa en el club es muy difícil de entender desde afuera si uno no maneja un montón de información (confirmada o sospechada). Muchos amigos de otros clubes me han preguntado: “¿Qué pasa en San Lorenzo”, como no pudiendo entender tanta sequía. Y la verdad es que si cuesta para el que sigue la diaria, más para el que toca de oído. Pero hagamos un repaso de la toxicidad contractual y de contrataciones compulsivas de los últimos años.

Usando terminología de moda, San Lorenzo no compite en el plano internacional desde el uruguayo Aguirre y, desde Biaggio, ya no se clasifica directamente a Libertadores.
Pero pongamos el foco de nuestro análisis de Almirón para acá. ¿Qué jugaron, cuánto duraron y qué les trajeron? A ver…

San Lorenzo: Jorge Almirón: "No fue brillante, pero sí un partido correcto" | MARCA Claro Argentina

Almirón tenía la aprobación de todos y todas, innegable. Nos había pintado la cara en River y jugado una final de Libertadores con Lanús. Su paso por Colombia lo enamoró de algunos apellidos lamentables, o su cercanía a cierto representante. Porque en San Lorenzo, digámoslo, LaTi se turnaron para elegir al DT que les venía en gana. Partidos y partidos sin ganar, se clasificó a octavos de copa y por eso duró más en el cargo. En el juego, nada que rescatar. Román Martínez fue lo más criterioso y Herrera se destacó. Tendal de muertos: Monetti (todavía está), Loaiza, Torres, Camilo, Peruzzi, Fértoli. Destrató a Gonzalo Rodríguez y su relación con prensa y jugadores fue rara.

Mariano Soso les respondió a los socios / San Lorenzo de Almagro

Soso, Mariano. La pandemia lo hizo estar en un club grande más de lo imaginado y merecido. Conferencias de prensa con fileteos de bella verba y poco juego en el verde césped. Difícil justificar su llegada, de no ser por un contrato gasolero y el visto bueno de una Secretaría Técnica que, Dios nos libre y guarde, ojalá no volvamos a tener. El guiño a las juveniles también lo propulsó, pero por los puntos hizo sapo. Pocos pases le acercaron: Toro Rodríguez y…

La vuelta de Pizzi también tuvo el consenso de un pasado con título local y subcampeonato en Copa Argentina, aunque algunos no comulgábamos con la forma en que había salido del club. En agosto de 2019 le dieron la llave del club y 2 Ferrari para salir a competir: Óscar y Ángel, llegados de Cerro Porteño. Además: Bruno y Mauro Pittón, Nicolás Navarro, Santiago Vergini, Lucas Menossi, Ezequiel Cerutti, Adam Bareiro y Juan Ramírez. De nuevo un plantel completo del que hoy ya casi no quedan rastros. Danza de operaciones y porcentajes turbios. La performance de Pizzi tampoco estuvo a la altura y salió.

Pizzi dejó de ser el entrenador de San Lorenzo - Télam - Agencia Nacional de Noticias

Dabove. Similar al escenario previo de Almirón: se lo disputaban varios clubes y había resucitado a un Argentinos en terapia intensiva, tras buen paso en Godoy Cruz también. Tuvo todos los frentes para competir y fue eliminado en todos. Se propuso marcarle la cancha a los Romero hasta que los ubicó en el once, pero fue demasiado tarde. Abrumadora sequía de resultados y rendimientos. Nunca encontró el equipo y terminó renunciando.

San Lorenzo: triunfo, descanso y semana clave - TyC Sports

La etapa Monarriz o Romagnoli-Acosta no fueron más que parches maquillados. Con la falsa proclama de potenciar juveniles (Monarriz había sido campeón en Reserva) o exaltar el sentido de pertenencia (Romagnoli, de inentendible gestión como manager o secretario técnico), se ocultaron la incapacidad de buscar cuerpos técnicos serios. Y acá recaemos en el verdadero quid de la cuestión: la falta de gestión dirigencial, la ausencia de líderes presentes y enfocados en el club. Aves de paso, pero de rapiña. Carroñeros de los mercados de pases y las tajadas fáciles.

San Lorenzo reportó cinco casos de coronavirus antes de viajar a Paraguay

Hoy es fácil, o cómodo, tirarse contra Pomelo o Cetto, pero el lastre grande viene de Lammens y Tinelli. Lo cual no me hace más que recordar la imagen del Padrino I, cuando Vito le dice al joven Michael: “It was Barzini, do not forget” (Fue Barzini, no lo olvides). Pues señores, no olvidemos: fue LaTi. Finalmente habrá que esperar que sucede con Paolo Montero, quien por ahora sigue en su cargo y depende de lo que suceda contra Patronato. Aunque si no es el lunes, podría pasar en cualquier otra derrota del Ciclón, y verdaderamente, tampoco tiene sentido seguir así.

Otras noticias

DestacadaFútbolFútbol Primera
DestacadaFútbolFútbol Primera

Dejá un comentario