Desde atrás

San Lorenzo, versión Monarriz/Di Leo, corre su cuenta regresiva copera mientras ensaya cómo caminar su nuevo parado en cancha.

En el sendero virtuoso de mejorar, San Lorenzo pretende olvidar su versión “para atrás”, que es un sticker muy válido para la gestión Montero, y convertirla en “para adelante”, pero desde atrás. No quiero decir que los jugadores fueron hacia atrás como se dice en la tribuna, en absoluto, sino que hago hincapié en la expresión “para atrás”, como respuesta a la pregunta “cómo estás” (con lo que sea: laburo, estudio, relación, ud. elige).

Ramiro Souto

Pues bien, deportivamente y con la tabla en la mano, el plantel que tomaron los 2 calvos de jogging estaba para atrás. Innegable. Y pensando en la clasificación a la Sudamericana corre desde atrás su “maratón”. Pero algo tocaron de inmediato al hacerse cargo del plantel y fue el dispositivo para parar al equipo. Y no es casualidad que Flores-Zapata hayan afianzado su tándem y hasta se animen hoy a un pase filtrado o tomar la lanza e ir a terreno enemigo. Sólo necesitaban estar mejor rodeados y ubicados donde corresponde. Y yo no me siento calificado en lo más mínimo para cuestionar a un tipo que jugó años y fue capitán de Juventus, pero parecía evidente que el colombiano hacía agua jugando con dos laterales improvisados como stoppers. Pero también podía verse que al grandote no le tiemblan las piernitas cuando le dan la pelota apretado con un rival o la raya del otro lado, al punto que su confianza a veces puede ponernos el corazón en la boca unos segundos.

Desde atrás es la receta. En los dos partidos se vio mejor cobertura defensiva, aunque falta. Porque, repasemos, los goles de Huracán fueron por virtud del pateador y un error puntual, no tanto consecuencia de la defensa mal parada, pese a que Sabella pasó como 60 lleno en hora pico cuando trató de tapar a Quilez. Y en la fecha pasada se volvió al cero sin sobresaltos importantes o atajadas majestuosas de Torrico. Vélez es una medida seria para volver a probar la nueva defensa de 4 porque te ataca con mucha gente, rápida y joven.

Por supuesto que se aguarda el buen acople de Rojas, para ganar en seguridad y rigor, siempre que vuelva sobrio de tarjetas. Pero además porque liberaría al Narigón Mercau, que parece poder aportar despliegue y soluciones también de cara al arco rival. Por derecha todo es un poco más incierto, pero Herrera seguirá y habrá que ver si Palacios se afianza como 8.

Es desde atrás… y ver si en diciembre se puede brindar por algo.

Otras noticias

DestacadaFútbolFútbol Primera
DestacadaFútbolFútbol Primera
El Gladiador