Derrota en Boedo

San Lorenzo cayó ante Gimnasia de Comodoro Rivadavia por 82-73. El próximo juego del Ciclón será ante Platense el 3 de marzo.

El equipo comandado por Álvaro Castiñeira necesitaba ganar ante un rival muy complicado para comenzar a revertir el mal momento que está viviendo el equipo, tanto dentro como fuera de la cancha. Sin embargo, el técnico es consciente de las lesiones y las falencias que tiene su equipo. Eso sí, trabaja arduamente para poder revertir esta situación.

El partido comenzó muy parejo y Gimnasia fue quien empezó a sacar una ventaja. A pesar de estar por debajo en el marcador, Matías Sandes se cargó el equipo al hombro, empezó a aparecer en la zona pintada y emparejó el encuentro. Si bien la visita empezó a aprovechar la altura de sus pivots, Agustín Pérez Tapia empezó a tirar de forma certera desde el perímetro y convirtió dos triples consecutivos que fueron claves para la primera mitad. Lamentablemente, Gimnasia ajustó la defensa y sacó una ventaja gracias a los triples y al poste bajo. Sin embargo, el pentacampeón respondió de la misma forma y terminó yéndose al vestuario perdiendo 47-43.

En la segunda mitad, Gimnasia se adueño del partido, manejó la pelota y tuvo el control del ritmo durante el resto del encuentro. Sin embargo, San Lorenzo intentó responder gracias a Pérez Tapia que tuvo un rol fundamental durante la mañana. Sobre el final, los de Boedo intentaron quedarse con la victoria. Castiñeira aumentó la presión y los chubutenses aprovecharon los espacios para terminar ganando 82-73.

El pentacampeón de la Liga Nacional tendrá días de descanso por las ventanas FIBA y volverá a jugar el 3 de marzo ante Platense en condición de local.

Otras noticias

DestacadaFútbolFútbol Primera
DestacadaFútbolFútbol Primera