CLÁSICA VICTORIA DEL CICLÓN EN LA BOCA

San Lorenzo venció a Boca por 2 a 0 en la Bombonera y no solamente estiró el historial a nueve partidos, sino que momentáneamente será puntero del torneo. Los goles los convirtieron Peruzzi y Ortigoza

Vertiginoso, polémico y a pura ficción. Tal como fue la previa del partido se fue dando el transcurso del encuentro entre San Lorenzo y Boca con sede en el J. Armando. Los pibes y grandes. Ortigoza, los Romero, Juli Palacios, Torrico. La saga central de juveniles con Flores y Gattoni. Enfrente los pibes y no tan pibes. Desde el minuto cero el cotejo se cargó de infracciones y hasta se notaba un dejo de nerviosismo, pero fue el Ciclón quien aplacó las cosas, desde el mediocampo hacia las bandas.

La primera jugada de peligro llegó gracias a un remate de Uvita Fernández, quien a los tres minutos ya estaba amonestado. Su remate desde la izquierda daba en el palo y respiraban los palcos de la Bombonera. Con el monopolio de la pelota, Boedo trató de llegar con mejor claridad al arco defendido por Agustín Lastra y su 1,94 y fue tras una genialidad de Ángel Romero, quien fabricó un centro en alta definición para que Peruzzi solo tenga que poner la cabeza y gol.

Así San Lorenzo pasaba a ganar el partido y había un poco de justicia, ya que el local solo tuvo (varios) tiros libres que insinuaron remates al arco. Todos de Cardona, un especialista en la materia. Finalmente, los primeros 44 minutos llegaron a su fin con la ventaja minina para CASLA.

Comenzado el complemento, Juli Palacios se tomó le atrevimiento de llevarse la pelota y de guapo ingresó al área. El lungo arquerito de Boca cometió falta y penal para el Ciclón, que como no podía ser de otra manera, Néstor Ortigoza transformó por gol, el segundo de la noche porteña. La cara interna de la suela del botín intacta para colocar la pelota en el ángulo izquierdo del arco Xeneize.

La ventaja temprana hizo que San Lorenzo ceda la pelota y dejo crecer a los pibes conducidos por Sebastián Battaglia. Tal es así que, a los 17 minutos del segundo tiempo, Mancuso tuvo el descuento de cabeza, pero la pelota pico y se fue por encima del travesaño. Acto seguido, Montero tuvo que meter mano en el banco de suplentes. Palacios por lesión abandonó el campo de juego y en su lugar ingreso Alexis Sabella.

Apaciguada la intensidad, San Lorenzo se encargo de manejar el tiempo del partido y asi dejo correr los minutos. El rival tan solo remato de media y larga distancia, pero nunca inquieto a Torrico, quien cumplió 200 partidos defendiendo el arco azulgrana y de yapa, dejo la valla en cero.

Finalmente Boedo se quedó con la victoria y suma siete puntos en el torneo, siendo (por ahora ) el líder del certamen local. El conjunto de Montero seguirá entrenando en Ciudad Deportiva con la vista puesta en Banfield, el próximo domingo en el Bidegain.

 

Las fotos pertenecer a Ramiro Souto/ @sanlorenzoquerido

Otras noticias

DestacadaFútbolFútbol Primera
Previa nostálgica
DestacadaFútbolFútbol Primera