https://www.merlo.gob.ar

CASLA, casta de hinchas

30 de noviembre, con el plus del partido, por aquellos locos que frenaron el gerenciamiento.

Cumpleaños de 7

Ser hincha, fundamentalmente, es un acto de entrega generosa que ocasionalmente es correspondida. Dar sin esperar tanto. Ser de San Lorenzo es estar en una relación, para toda la vida. Es la única condición de todo hincha. Por supuesto que, a veces, toca ganar y suelen ser esos los momentos que dejan fotos, viajes y anécdotas.

Atención, el carácter suele forjarse más y mejor en las malas. Y ahí tenemos una colección de eventos dolorosos, imperdonables y que, al final, siempre enaltecieron al hincha de San Lorenzo. La pérdida del Gasómetro y el descenso marcaron el alma sanlorencista con un fuego que quemó y arrasó casi todo. Menos, claro, el espíritu de la genuina hinchada. Porque hay un gen cuervo, se sabe. Desde el que va con lluvia, en 2 colectivos, o el que sufre por no poder ir porque labura, está de viaje o vive a una distancia indescontable.

Legislatura CABA

Hay más historias que hinchas por los que estamos, los que se fueron y porque cada uno tiene varias para contar. Las mías siempre fueron con mi viejo y mi hermano, después con un par de amigos, mi primo, sus hijos y al que podamos llevar. De todos los gustos, colores y disgustos. Y siento que, un poco, en la cantidad de privaciones que uno elige, se define su personalidad como hincha. Y en las mil rarezas, puedo citar las primeras que se me vienen a la cabeza, como ser: conocer África, quedar demorado casi diez horas en una comisaría de San Nicolás, festejar la Mercosur con cuatro tipos tocando bocina en Bariloche, manejar como un enfermo por la ruta del desierto para llegar a Neuquén y ver un partido de fecha cualquiera, inventar reuniones laborales para ir a la cancha, que te roben, esquivar piedrazos, hacer 10 horas de cola en el Luna Park y podría seguir.

Familia y herencia

Hay también una raza de hincha más comprometido con lo social y que regala un montón de sus tiempos para hacer cosas por el club y sus socios. Yo me saco el sombrero por esa gente con cada obra o campaña que se pone al hombro. Sobran los ejemplos y en la vuelta final a Boedo serán los mejores rescatistas. Como lo fueron, aquella vez, los que se plantaron contra Miele e ISL, con una sola insignia que mostrar: los colores de este amor.

Marrakech

Día del hincha de San Lorenzo de Almagro. ¡VAMOS CICLÓN! Fuerte abrazo a todos y todas.

Otras noticias

DestacadaFútbolFútbol Primera
DestacadaFútbolFútbol Primera