https://www.merlo.gob.ar

Aire, que no hay, de mar

San Lorenzo viaja a La Feliz en las próximas horas para medirse con Aldosivi el día martes.

Usualmente al mar se le atribuyen ciertas bondades curativas, o beneficios para la salud, por el aire, la sal o mera costumbre de cosas que nos repitieron desde chicos. Allá irá, pues, el San Lorenzo de Monarriz y Di Leo (que ganó 1 y perdió 3) a buscar otra revancha, de la revancha, de la revancha, de todo lo malo, o tímido, o improvisado que muestra en cancha.

A favor del equipo, Cerutti no tiene posibilidades de jugar por su tonta expulsión (que va al pozo acumulado de rojas bobas del torneo que son varias). Zapata llegó al límite de amarillas y tampoco podrá manejar los ataques propios y ajenos. En el partido con Gimnasia fueron él y Ortigoza los jugadores que más decidieron destinos de jugadas, con aciertos y errores, claro está, y también sus lentos desplazamientos. Pero no dejemos de ver que a ninguno le tiembla el pulso y en momentos como el actual son los que descomprimen a esa otra clase de jugador que se nubla y le quema la pelota.

Forzosamente debe cambiar y eso es bueno, porque no está pudiendo cortar una sequía que ya es de juego, resultados y hasta liga, porque contra el Lobo era para empatarlo, de mínima. Quizás no por el juego propuesto, sino por la acumulación de ocasiones de gol.

Ramiro Souto

A mí la escena de Di Santo tirando un centro para Uvita, que no debe llegar al metro setenta, ya me cansó, no sé a ustedes. Fundamentalmente Di Santo agotó toda reserva de fe en sus posibilidades de generar algo. Pero al parecer no puede ir al banco, por algo que ni yo ni usted sabemos, que sólo sospechamos. Como sea, en el partido del viernes San Lorenzo abusó de los bochazos frontales absurdamente y, encima, muchos salieron de los pies de Donatti. Un sinsentido total, porque los invito a ver cuántas pelotas baja Di Santo y a cuántas no le pasa ni cerca. Ahora le propongo pensar en Mauro Matos y a llorar de dolor. En fin…

Salió Mercau y ocurrió el escándalo. Porque, seamos sinceros, San Lorenzo está más para el escena grotesca que para la virtuosa. Y la que más salió en los portales y programas deportivos fue la del plateista y el seguridad, no la de los goles perdidos. Y después me crucé con la imagen (con link) que dejo abajo y recordé quiénes son los responsables y que, además, estamos a muy poco de otro micrófono arrancado en una reunión de comisión directiva. Bueno, tal vez no, pero porque de esas no hay nunca. Ojalá resulte saludable el aire de mar y no un guiño a Alfonsina.

https://twitter.com/varskysports/status/1461859135344066565?s=21  

Otras noticias

DestacadaFútbolFútbol Primera
Te digo más…
DestacadaFútbolFútbol Primera
MDQ