4 x 3 = San Lorenzo y Central

San Lorenzo, el lunes a las 18, disputará su cuarto partido de 2021 contra el equipo rosarino y Montero es el tercer DT dirigirá al equipo.

San Lorenzo - Rosario Central: empujones, corridas y expulsados - TyC Sports

El presente repaso no hace más que sostener la pasada nota referida a la coherencia de que adolece el presente de San Lorenzo. El repaso de los técnicos es fácil (Dabove 2, Romagnoli 1 y ahora Montero), pero es más interesante revisar los equipos puestos en cancha.

El 2 de abril, por la fecha 8 de la Copa que ganó Colón, San Lorenzo derrotó en el Bidegain a Central por 2-0, con goles de Di Santo y Ángel Romero. Esa noche, el local formó con: Devecchi (Aldosivi), Peruzzi, Gattoni, Braghieri (Lanús), Rojas; Melano (Central Córdoba), Elías, Óscar (libre), Palacios; Di Santo, Ángel (libre). O sea, 5 de 11 ya no están y titulares hoy podríamos nombrar a Peruzzi, Rojas y Di Santo.

El segundo enfrentamiento sucedió en Rosario, en el partido de ida de la zona de grupos de la Sudamericana, y fue victoria de Central 2-0. En la última competencia que chocó Diego Dabove, el equipo fue: Torrico; Salazar (rescindido), Coloccini (no renovó), Flores, Braghieri, Pittòn; Melano, Rosané, Óscar; Troyansky (Atlas, MEX), Díaz. Varios apellidos distintos en el remolino de manotazos.

Luego le tocó a Romagnoli-Acosta, cuando el equipo ya estaba eliminado de la competición continental. Esa noche en el Bajo Flores también fue derrota, pero 1-2, ante los dirigidos por Kily González. El once: Torrico; Salazar, Flores, Gattoni, Rojas; Palacios, Rosané, Óscar, Férnandez Mercau, Ramírez (Boca); Di Santo. El gol fue convertido por Federico Gattoni.

Para el lunes no se sabe el equipo, pero lo más insensato de todo es que, quizás, si Montero no saca un buen resultado, podría generar que San Lorenzo utilice un cuarto cuerpo técnico en el mismo año. Un locura total, otra. Veremos qué sucede en el Gigante de Arroyito.

Otras noticias

DestacadaFútbolFútbol Primera
DestacadaFútbolFútbol Primera
Montero debe