Pizzi, sí.

El representante le comunicó a la dirigencia de San Lorenzo que el técnico acepta el cargo y en Boedo ya lo esperan con los brazos abiertos.

Tal como lo fuimos contando el último par de semanas, el objetivo era Pizzi o Pizzi y, de no mediar inconvenientes de ultimísima hora, resta acordar el contrato del entrenador.

Se presume que entre hoy y mañana se dará una segunda reunión para hablar y cerrar tema números. Luego, ya comenzará el trabajo de depuración y armado del plantel. La segunda era Pizzi está en marcha.

Otras noticias

BásquetBásquet PrimeraDestacada

Dejá un comentario